Boletín Agroclimático

La Mesa Técnica Agroclimática presenta el último boletín de recomendaciones para el sector Agropecuario Colombiano:
1. Los asistentes a la MTAN de julio manifestaron que la predicción climática coincidió con las lluvias del mes. En algunos puntos del país, las lluvias fueron de mayor intensidad y se presentaron en un menor número de días que el promedio climatológico. Pese a que junio hace parte de la temporada de menores lluvias de mitad de año en las regiones Andina y Caribe y que las lluvias estuvieron por debajo de lo esperado, el manejo de algunos cultivos transcurrió con normalidad. Sin embargo, se presentaron rachas de viento y vendavales que ocasionaron volcamientos en algunos cultivos de los departamentos de Córdoba y Magdalena.
2. La probabilidad de un fenómeno El Niño sigue presente con tendencia a disminuir. Por lo tanto, otros fenómenos de variabilidad climática pueden determinar las lluvias de los próximos meses.
3. Julio hace parte de la temporada de menores lluvias de la región Andina y sur de la región Caribe, mientras que, en la región caribe, en la amazonia y en los llanos orientales hace parte de la temporada de mayores lluvias.
4. Durante los próximos meses podrían presentarse deficiencias de lluvias generalizadas en las regiones Caribe y Andina. Se resalta de manera particular las deficiencias hídricas en los valles del Cauca y Magdalena, norte de Santander, Cesar y Bolívar, litoral Caribe, oriente del Valle y Altiplano de Cauca y Nariño.
5. Excesos de lluvias podrían presentarse en la Orinoquía y Amazonía, y en el centro y norte de la región pacifica, donde los excesos hídricos pueden ser perjudiciales.

TOLIMA Y HUILA
Probabilidad debajo de lo normal de precipitación
Etapa Vegetativa
• Realizar plan de fertilización destacando los niveles de potasio
• Realizar monitoreo de plagas (en especial el picudo) y manejo etológico
• Hacer uso de coberturas para minimizar el estrés hídrico
• Mantener las condiciones de humedad del suelo entre el 50 a 60% de capacidad de campo
• Aplicación nutricional con boro para evitar senescencia en estructuras florales.

CESAR, LA GUAJIRA, BOLIVAR, CORDOBA Y SUCRE
Probabilidad debajo de lo normal de precipitación.
Recomendaciones adaptativas para el sector agropecuario
• Actualmente las zonas algodoneras del departamento de Córdoba se encuentran en período de veda, tiempo durante el cual no deben existir plantas de algodón, este período debe ser mínimo de 90 días. El propósito de este período de veda es diezmar la reproducción del picudo (Anthonomus grandis), principal plaga del cultivo del algodón.
• Durante el periodo de veda mantener los lotes libres de plantas de algodón voluntario ( para disminuir niveles poblacionales del picudo y diseminación de enfermedades)
• Establecer programa de monitoreo del picudo e instalar tubos mata picudos un mes antes e iniciar las siembras

ETAPA VEGETATIVA
TOLIMA Y HUILA
Probabilidad debajo de lo normal de precipitación
• Mantener los canales de drenaje con agua.
• Realizar fertilización con niveles óptimos de potasio y boro (según plan de fertilización).
• Monitorear estados fitosanitarios y de arvenses
• Manejo etológico y monitoreo de picudo.
• Hacer uso de coberturas para evitar un posible estrés hídrico por deficiencia de agua.
• Mantener las condiciones mínimas de humedad del suelo a un porcentaje cercano al 50 o 60 % de capacidad de campo. Probabilidad debajo de lo normal de precipitación.

CARIBE SECO Y CARIBE HÚMEDO
Probabilidad debajo de lo normal de precipitación.
• Durante el período de veda mantener los lotes libres de plantas de algodón voluntario, esto disminuirá los niveles poblacionales de picudo y la diseminación de enfermedades.
• Establecer un programa de monitoreo de picudo e instalar tubos mata picudos un mes antes de iniciar la siembra de algodón.
• Desacuerdo a los análisis físicos y químicos de suelo, realizar una buena preparación de suelo, destruir capas compactadas que evitan la penetración normal de las raíces, y establecer un plan adecuado de fertilización.

Basado en él informe de predicción climática del IDEAM (http://www.ideam.gov.co/web/tiempo-y-clima/ variabilidad-climatica) la Mesa Técnica Agroclimática Nacional resalta que: Actualmente la atmosfera y el océano pacífico están acoplados favoreciendo las condiciones de un fenómeno El Niño con intensidad débil.

De acuerdo con las predicciones climáticas realizadas por los centro internacionales, el IDEAM resalta que en las dos últimas semanas se ha manifestado un resurgimiento del aumento de la temperatura superficial del mar en la cuenca del océano Pacífico tropical, pero ésta vez, con una respuesta de la atmósfera asociada a los patrones de circulación atmosférica propios de El Niño, condición que no se presentó durante el último trimestre de 2018; por lo que de persistir ésta situación actual de acoplamiento océano-atmósfera, podría desarrollarse y consolidarse dicho evento de variabilidad climática en los meses venideros, los cuales serían de características débiles y de corta duración para lo que resta del primer semestre de 2019.

De acuerdo con los centros internacionales de predicción climática, el reporte del estado de El Niño ha cambiado de modo advertencia a modo vigilancia, agregando además que hay aproximadamente un 50% de posibilidades de que dicha fase del ENOS se desarrolle durante el otoño o el invierno en el hemisferio sur (primavera – verano del hemisferio norte). Si bien, la mayoría de los modelos climáticos indican condiciones de ENOS neutrales para el futuro inmediato, el calor actual del océano y la probabilidad de que continúen las condiciones más cálidas que el promedio significan
que el riesgo de El Niño permanece. Tres de los ocho modelos sugieren que El Niño puede establecerse a mediados de 2019.

De acuerdo con el Instituto Internacional de Investigación para Clima y Sociedad (IRI por sus siglas en inglés) y del Centro de Predicción Climática de la NOAA de los Estados Unidos en su informe del 19 de diciembre del año en curso, indicó que las anomalías de TSM continuaron presentándose para el mes de noviembre dentro de los promedios de un evento El Niño y las aguas subsuperficiales siguieron siendo más cálidas que las temperaturas promedio; no obstante, la mayoría de las variables atmosféricas continuaron mostrando patrones neutrales de ENOS.