Boletín Agroclimático

De acuerdo con los centros internacionales de predicción climática, el reporte del estado de El Niño ha cambiado de modo advertencia a modo vigilancia, agregando además que hay aproximadamente un 50% de posibilidades de que dicha fase del ENOS se desarrolle durante el otoño o el invierno en el hemisferio sur (primavera – verano del hemisferio norte). Si bien, la mayoría de los modelos climáticos indican condiciones de ENOS neutrales para el futuro inmediato, el calor actual del océano y la probabilidad de que continúen las condiciones más cálidas que el promedio significan
que el riesgo de El Niño permanece. Tres de los ocho modelos sugieren que El Niño puede establecerse a mediados de 2019.

De acuerdo con el Instituto Internacional de Investigación para Clima y Sociedad (IRI por sus siglas en inglés) y del Centro de Predicción Climática de la NOAA de los Estados Unidos en su informe del 19 de diciembre del año en curso, indicó que las anomalías de TSM continuaron presentándose para el mes de noviembre dentro de los promedios de un evento El Niño y las aguas subsuperficiales siguieron siendo más cálidas que las temperaturas promedio; no obstante, la mayoría de las variables atmosféricas continuaron mostrando patrones neutrales de ENOS.

Se ratifica la probabilidad del 80% de que El NIÑO se establezca en el periodo comprendido entre diciembre de 2018 y febrero de 2019, con una intensidad posiblemente débil. En respuesta a lo anterior. El IDEAM estima una reducción de las precipitaciones en la mayor parte del territorio colombiano.